Google+ Seguidores Goticos

¡Seamos Más Seres De La Dulce Soledad Gotica! Unete

domingo, 27 de octubre de 2013

Mi pequeña historia. La causa del invierno.

Se dice que del amorío entre Zeus y Deméter nació una niña llamada Perséfone.
La bella Perséfone no pensaba en el amor o en el matrimonio, ya que estaba demasiado ocupada ayudando a su madre a recoger las cosechas cada año.
Un día, Hades, paseando por esos pagos, se fijó en Perséfone y el orden natural de todas las cosas se vió
alterado.
Lo cierto es que Hades estaba muy enamorado. Y todos sabemos como son los enamorados, padecen de egoísmo y suelen ejecutar decisiones poco inteligentes.
Los dioses de la era clásica, no eran ajenos a estos síntomas.
Deméter necesitaba de su hija para hacer fértiles las plantas de la Tierra. Por lo tanto todo el mundo sabía que ella negaría el permiso de cortejar a Perséfone por miedo a perderla.
Hades, al tanto de esa situación, decidió obrar de manera clandestina…
Un día, mientras Perséfone se encontraba sóla recogiendo flores junto a unas ninfas, un gran agujero se abrió delante de ella.
Mitad por curiosidad, mitad por comodidad histórica, Perséfone se asomó por el agujero y de la nada Hades se le apareció raptándola y llevándola a los infiernos.
Al darse cuenta de la desaparición de su hija, Deméter se afligió y la buscó por todo el mundo.El caso es que en semejante travesía olvidó recoger las cosechas y descuidó un poco la Tierra, ocasionando que poco a poco las plantas se secaran y muriesen.
Zeus, al enterarse de esto, tuvo que hablas con Hades para que le regresara a su hija, puesto que Demeter, comenzó a vagar triste por la perdida de su hija.
Pero Hades, se negó como niño chiquito ya que no quería perder a su amada.
No quedando otra opción, Zeus ordenó a Hermes a que fuese al infierno y rescatara a Perséfone.
Hermes aceptó la misión y se tomó el colectivo que lo dejaba en la esquina del infierno. Una vez allí, habló con Hades lograndolo convencer.
La única condición que se puso para liberar a Perséfone fue que no probase bocado alguno en todo el trayecto de regreso a la Tierra.
Hades se las rebuscó para que Perséfone comiera  granada condenandola (la granada, en la mitologia griega es el fruto del pecado) para que pasara mitad de año en la Tierra, ayudando a su madre con las cosechas, y la otra mitad en los infiernos, cumpliendo sus debéres conyugales.
Ya que pasa la mitad del año con su madre, esto provoca La primavera y el Verano, pero cuando ella debe estar en el inframundo con su conyuge es aqui donde inicia el Otoño y el invierno.