Google+ Seguidores Goticos

¡Seamos Más Seres De La Dulce Soledad Gotica! Unete

martes, 15 de octubre de 2013

Hoy lloro.

Entre sollozos, voy pariendo mis lamentos,
de tanto amor malgastado, olvidado,
entre abrazos, no dados voy mirando,
sus ausencias y silencios.

Mis manos amasaron los caminos,
que ayudaron a sus pasos lentos,
en los años, en que pensaba en el amor,
y a las fuerzas mi sonrisa va muriendo.

Las risas que un día derramé,
hoy las lloro en otras tierras en silencio,
y al otro lado del mundo,
no hay quien responda a un te quiero.

Silencio, silencio, silencio...
que cruel grito resuena desde dentro,
y entre suspiros mi alma entristecida,
va recordando a los que de amor, nada sabían.

Cuanto tiempo necesitaré para acallar,
tanto dolor, regalo inmerecido,
cuantos pasos torpemente por la vida,
mientras la lluvia se confunde en mi utopía.

Padre, madre, hermanos...
todo un mundo al cual pertenecía,
y hoy como un velo suave y negro,
me rasga el alma, me roba el sueño.

Me preguntó incansable, si no hay más,
si es esto, y nada más, la vida,
mientras miro crecer las sombras,
de la edad en mis manos, ya caídas.

Cual engaño te hiciste sin saberlo,
regalando tu alma y tu tiempo,
a quienes no querían , ni sabían,
derramar su alma , ya vacía.

Hoy caída, lloro, doblada de rodillas,
sin más consuelo, que el que no da la vida,
preguntándole al cielo,
si hay algo más allá que una huida.

Espero, espero, espero, en vano,
que mis ojos ya no vean,
que mis pasos ya se agoten,
que mis gritos no se escuchen.

Sueño, sueño, sueño...
con aquellos que rasgaron mi alegría,
y que hoy son tiranos de mis versos,
y las lágrimas de mis días.