Google+ Seguidores Goticos

¡Seamos Más Seres De La Dulce Soledad Gotica! Unete

viernes, 5 de abril de 2013

Y de repente

Y de repente...
Las letras toman de 
nuevo al papel,
las espinas dejan de hacer herida,
y el dolor comienza a desvanecer.

Y de repente...
llegas como brisa nocturna,
como luz de luna,
y ahora mi corazón se ofrenda ante ti.

De repente...
la herida ya no sangra,
las lágrimas ya no caen en las mejillas,
y tu nombre roza mis labios
recorre mi piel,
descansa en mi pecho...

Y de repente,
sí de repente
tu me devuelves la vida
y yo te entregó el corazón.