Google+ Seguidores Goticos

¡Seamos Más Seres De La Dulce Soledad Gotica! Unete

lunes, 19 de noviembre de 2012

¿QUIEN DIABLOS ES EL DIABLO?

La leyenda de SATANÁS, según la
historia, cuenta de un ángel muy
hermoso y él más inteligente de todos,

que por su soberbia y orgullo fue
desterrado del cielo; y al igual que una
serie de ángeles que como él, se
revelaron ante Dios y fueron sacados
por el Arcángel San Miguel.
La creación del hombre aconteció
después de la caída de Satán. Dios lo
hace conocer ante el hombre como el
caído, provocando en Satán un odio
terrible, él más bello de los ángeles se
transformó en una figura horrible, de
aspecto animal, bajo la que se esconde
el burlador burlado y degradado.
Entre los ángeles y demonios no hay
diferencia de naturaleza, tienen el
mismo origen. Los demonios son
simplemente ángeles rebeldes caídos,
que en vez de obedecer a Dios,
obedecen a Satán (El Príncipe de las
Tinieblas). Dios creó a todos los
ángeles y a las demás criaturas,
mientras que Satanás no ha creado
demonios.
En el Apocalipsis Satán significa el
adversario de Dios, se convierte en
anticristo, pero las dos palabras no
tienen el mismo sentido, el anticristo es
aquel que vendrá antes del triunfo
definitivo de Cristo, entendiéndose
como adversario de Cristo.
Los demonios puesto bajo las ordenes
de Satán, están en todas partes, son
legiones, no están solo sobre la tierra,
también en el fuego, el aire. El mundo
presente esta saturado de demonios,
son tan numerosos como los granos
de polvillo.
El diablo se esfuerza por tentar a los
pecadores, a los santos y
especialmente al propio Dios, a veces
tiene éxito y otras veces fracasa.
Satán prueba a los Ascetos y a los
santos con el aguijón de carne,
atormenta a San Antonio, los simples
clérigos y laicos que llevan una vida
mundana. Tienen aún mayores
dificultades para triunfar contra sus
embustes, comprar mediante contratos
de buena vida las almas de los
desgraciados, acechan las debilidades
de los moribundos, dispuesto a atrapar
las almas pecadoras, en el momento
que escapan del cuerpo. Satanás no es
solo el seductor, es además el verdugo
de los réprobos precipitados a las
llamas del infierno.
En la antigüedad los demonios tenían
el papel de los microbios, en la
medicina moderna a su malicia se le
atribuían todas las enfermedades:
Parálisis, ceguera, gota, las afecciones
nerviosas como la epilepsia, y a los
histéricos los consideraban como
poseídos.
Además los incendios, tormentas
marinas y a todos aquellos desastres
naturales se presentan como acciones
del demonio.
Una leyenda Mesoamericana expresa
lo siguiente:
"Cuando Dios expulsó a Satán del Cielo,
lo condenó a un infierno, un sitio que
es lo contrario de la tierra, el día es la
noche y la noche es el día, las almas
deambulan sin una razón, donde no
existe la risa, donde a veces el frío es
intenso y otras veces el calor es
insoportable, y los espíritus no
tendrán descanso.
El diablo como venganza ante Dios,
trata de convertir a la tierra en un
infierno, tentando, destruyendo, etc. Y
solo aquellos que están
verdaderamente con Dios subirán a la
Gloria del cielo y los otros serán
reclutados a vivir eternamente en el
mundo de las sombras