Google+ Seguidores Goticos

¡Seamos Más Seres De La Dulce Soledad Gotica! Unete

viernes, 7 de septiembre de 2012

Amo...

Amor sé que el destino nos tenía preparado un encuentro, un encuentro tan especial que ni tan siquiera el sueño más fantástico hubiera podido asemejarse a la sensación de sentir el amor tan grande que sentimos el uno por el otro.

Fue como tocar el cielo por un momento, fue como viajar por el firmamento en una noche estrellada conociendo infinidad de constelaciones y estrellas cual más bonita y de

slumbrante, pero de entre esas estrellas resplandecías tú con un brillo espectacular, ahí estabas en medio del firmamento invitándome a formar parte de tu corazón, invitándome a formar parte de tu vida por un instante.

El amarte fue la sensación más maravillosa que un ser mortal puede sentir, fue como ser parte de un universo, fue como sentir en un instante la grandeza de ser un Dios, me diste la mano y me enseñaste el universo y el poder del amor, el poder de amar una estrella, el poder de sentirme un Dios. Mi amor sé que el destino a veces es cruel y nos tiene preparados caminos distintos en la vida, pero el recuerdo de haber tocado una estrella es suficiente para sentirse un ser inmortal. Me diste tu amor sin condiciones y es algo que perdurará en mi corazón, el amor es a veces tan fugaz como una estrella, tan fugaz como un beso.

Vida estás tan alto en el universo, estas tan lejos de mí… En las noches estrelladas miro al cielo y te veo con tu rostro sonriente y alegre, con esa sonrisa que iluminaba el firmamento de mi vida. Amor nunca olvides lo importante que eres para mi, siempre te amaré, siempre te esperaré. Una palabra tuya y mi corazón será tuyo, vivo y viviré sólo por y para ti.