Google+ Seguidores Goticos

¡Seamos Más Seres De La Dulce Soledad Gotica! Unete

martes, 21 de agosto de 2012

La sirenita (cuentos macabros)

En la versión de Disney de 1989, la película termina con Ariel la sirenita convertida en humano y casándose con Eric. Se casan en una maravillosa boda a la que asisten humanos y sirénidos. Pero en la versión original de Hans Christian Andersen, la Sirenita se queda con un palmo de narices, pues el prín
cipe se casa con una princesa de otro reino. A ella se le ofrece un cuchillo mágico para que apuñale al príncipe hasta matarlo, pero en vez de eso decide arrojarse al mar, donde se convierte en espuma y muere. Hans Christian Andersen modificó más tarde el final para hacerlo más grato. En el nuevo final, en vez de morir al volverse espuma, se convierte en una “hija del aire” y espera llegar al Cielo - aunque francamente, para el caso está muerta.
Magegg dice... En la versión original de Hans Christian Andersen, de hecho, la Sirenita cacha "en plena acción" al Príncipe y su esposa en la noche de bodas. Al igual que en otros cuentos de H.C.A., existen en la historia otros elementos gore de la historia: la paga que la Bruja del Mar exige a la Sirenita a cambio del conjuro no es su voz, sino su lengua, que le corta con un cuchillo. Para colmo de desgracias, la poción para transformarla en humana es tan fuerte que durante la metamorfosis, la Sirenita siente como si le partieran en dos la cola con una espada ardiente, al grado de casi fallecer. Además, cada paso que diera sentiría como si pisara mil agujas, por lo cuál en su baile en el palacio literalmente chorrea sangre de los pies.
Aunque suene muy fuerte, hay que recordar que en el cuento original el móvil de la Sirenita no es casarse con el Príncipe, sino que ser amada por él es sólo un requisito para acceder a un alma como la tienen los humanos y poder ir al Cielo. Los sufrimientos de la Sirenita, en ese sentido, son un sacrificio similar al de Jesús.